lunes, 13 de septiembre de 2010

Pollo al limón.

Es fácil pensar en lo que va a pasar pero el misterio no está en lo consiguiente, eso es más que obvio, pasará algo totalmente diferente a lo pensado, el misterio reside en lo que te ha hecho pensar eso, los precedentes de tal premonición cósmica. No es el deseo en sí, sino el artífice de tal deseo. Pero quién sabe eso? Tienes intuiciones si paras a pensarlo pero es que si haces eso será que el deseo no es lo suficientemente fuerte como para poder parar a pensar. Pensar está de más, desear se echa de menos y lo que está por ocurrir bienvenido sea.

1 comentario:

AlBordeDeLaTaza dijo...

Uhhh cuanta verdad. Detallaria millones de ejemplos y te aseguro que todos podrian acomodarse en tus reflecciones; pero el deseo que tengo ahora por saciar, solo encaja en el titulo de tu entrada. Y bueno son las 3 y 1/2 de la tarde y el la heladera solo un par de tomates !

Abarzo. Buen Blog